1. Reglas.

2. Codigo SW.

3. Preguntas Frecuentes

ESTAS SON LAS REGLAS BÁSICAS DEL CLUB:

La asistencia al club está solamente permitida a parejas mayores de 25 años.

La entrada a hombres solos (singles) son unicamente los miercoles y el ultimo viernes de mes

El club se reserva el derecho a no permitir la entrada a personas en estado inconveniente

Recuerda la presentacion y limpieza son importantes,
Tu presencia es tu tarjeta de visita.

En ningun momento se permitirá cualquier actividad o comportamiento fuera de la ley vigente.

No se permite el consumo de drogas.

No se permite el uso de camaras fotograficas ni de video

Todo lo que ocurre en el lugar es a libre elección de los participantes,
cuando alguien dice "NO" significa "NO", el respeto a los demás es una de las normas básicas del club.

Por tu propia seguridad y la de tu pareja, recomendamos el uso de preservativos.

Venir con la dispocicion de participar en las dinamicas (juegos) ya que no se permite estar en las reuniones solo de observadores, existen opciones para participar, si asi lo quieren, solamente con su pareja

Aunque es un código no escrito y está normado más que nada por el sentido común y por el trato social. He aquí ciertos puntos recomendables:


1. Sé cortés. Todos queremos ser tratados como personas, no como objetos y la cortesía es agradecida por todos. Trata a todos con consideración, sensibilidad y discreción. Recuerda la regla de oro: trata a los demás como quieres que te traten a tí.


2. Sé amigable. Aunque no te interesara llevar a cabo alguna experiencia sexual con otra pareja o persona, respeta sus sentimientos, porque ¡quién sabe! Probablemente resulten ser personas interesantes y que te puedan aportar algo diferente.


3. Contesta todos los mensajes. No dejes de contestar los mensajes que se te envién, aun cuando sea para decir simplemente "No, gracias"; de esa manera evitas que alguien pierda el tiempo y te lo haga perder a tí... ésta es una mínima cortesía que le debemos a nuestro prójimo (o prójima).


4. Prepárate. Si deciden tú y tu pareja concretar una cita con alguien (llegar a la relación sexual), toma las previsiones del caso. Te recomendamos llevar y usar condones de látex y no está de más que incluyan un par de toallas así como otros efectos personales (peine, lipstick, enjuague bucal, etc).


5. Limpieza e higiene. Sí, todos sabemos que eso es parte de la educación, pero te sorprendería saber cuántas personas, por ejemplo, no se han enterado de que su aliento no es muy agradable. Revisa todos los detalles a este respecto; conviene, por mencionar uno, que en vez de desodorante -que es cubrir un olor con otro- usaras antitranspirantes perfumados, los que evitan el que sudes en exceso en ciertos momentos comprometedores.


6. Toma en cuenta los sentimientos de los demás. Observa si tu esposa y la otra pareja o persona actúa de un modo relajado o tenso, para que de ese modo, contribuyas a disipar con un momento de buen humor o con una conversación amena cualquier cosa que pueda molestar a los demás. Recuerda, no todos sentimos ni pensamos igual.

7. No forces situaciones. Si alguien -incluyendo tu esposa- dice NO, no se vale preguntar POR QUÉ, porque después de todo, el ser swinger significa la libertad de criterio y de acción tanto para tí como para los otros. Y evade cualquier situación que pueda hacer que tu esposa perciba como forzada. También toma en cuenta que no todos tenemos el mismo ritmo ni facilidad en la toma de decisiones; hay parejas que al inicio parecieran titubear mucho antes de aceptar finalmente tener una o varias relaciones sexuales; esto es natural y comprensible; intentar forzar las situaciones probablemente termine por provocar reacciones contrarias en los demás.


8. Sólo acepta lo que sea divertido para todos. Recuerda, esa es la idea, divertirse y pasar un rato agradable. No pongas tu idiosincrasia o forma de pensar a discusión ni polemices con las ideas de otros, porque lo que podría ser un encuentro sumamente divertido puede acabar por convertirse en una discusión política o religiosa que no conduce a nada.

¿Qué significa la palabra "swinger"?


La palabra swinger se deriva del verbo inglés "to swing" que significa balance, libertad de movimiento, oscilación; swinger pues, es aquella persona con amplio criterio, que decide ejercer su libertad de acción en lo que respecta su vida sexual. Esto incluye el intercambio de pareja, la práctica de sexo en grupos de tres personas o más y todas las variaciones que puedan surgir con ello, dependiendo de las preferencias personales.

 


Estoy interesado, pero ¿cómo logro que mi esposa se interese en swingear?


(Usamos a la esposa como ejemplo, pero bien puede ser el esposo.)
Esta es probablemente la pregunta más frecuente. En primer lugar, swingear no es atrayente para todos y podría ser que tu esposa sea una de esas personas que no sólo no le encuentran atractivo sino que inclusive lo vean como algo negativo, fundamentalmente por prejuicios de orden religioso muy difíciles de cambiar. Pero si realmente piensas que ella podría terminar por disfrutar con ello, te sugerimos que la persuadas lentamente, estableciendo desde el inicio que la amas por encima de todas las cosas y que su decisión debe ser enteramente libre, porque esa es la idea, que tú y ella ejerzan su libertad. No la presiones, sino que haz que gradualmente ella se sienta cómoda con la idea de ampliar la relación sexual de su matrimonio más allá de los convencionalismos tradicionales. Fantaseen con ello primero, para que de esa manera, todo sea gentil, amable y con profundo amor, que finalmente, es lo que realmente cuenta en un verdadero matrimonio.


Pero es que no sé cómo traer el tema a colación. Temo espantarla.


La conversación es fundamental y la falta de ella es probablemente, la causa número uno de problemas en un matrimonio, sea éste swinger o no. Muéstrale por ejemplo páginas como ésta, despertando su natural curiosidad y sobre todo, hablar, hablar y hablar. Este es el punto más importante.

 


Bien, parece que le interesó. ¿Qué hago ahora?


Antes que nada, interésate en conocer sus fantasías. Demasiadas parejas tienen problemas graves porque resulta que cada quién busca lo mejor para sí mismo sin pensar en su otra mitad y acaban por convertir su matrimonio en un diálogo entre sordos. Explora su sensualidad así como la tuya y una vez que tengas claro qué podría ser lo más satisfactorio para ella, contacta con lugares como éste, donde podrás contactar con personas afines y con las mismas inquietudes de ustedes. Te sorprenderás de ver cuántas personas sienten y piensan lo mismo que tú. Internet es un magnífico medio para iniciar esos contactos a través de intercambio privado de mensajes e ideas, hasta que sientas la seguridad de que un encuentro personal llegará a un feliz término.

 


He visto anuncios de clubes swinger o de reuniones que algunas personas convocan en periódicos o revistas. ¿Cómo es eso?


Bueno, existen muchos lugares que se anuncian en diferentes medios como son revistas, periodicos, internet etc. la diferencia en contactar en por medio de internet y acerlo en una reunion consiste que en las reuniones puedes conocer a mas parejas en una sola visita con una mayor posibilidad de llegar a encontrar parejas afines a los que estan buscando, ademas las conoces cara a cara lo que reduce el riesgo de intercabio de fortos con curiosos y bromistas.

Existen diferentes estilos de reuniones como son las fiestas en casa y los bares, entre las casas existen diferentes opciones, las que son unicamente de contacto y las que incluyen dinamicas y la posibilidad de realizar un contacto ahi mismo, lo unico que tienes que hacer es decidir que estilo de fiesta te interesa y encontrar la opcion que mas te convensa.

 


¿Qué tipo de persona swingea?


Gente muy normal y encuentras de todo, desde políticos de alto nivel hasta estudiantes de universidades, personas casadas, solteras, divorciadas o viudas. Y debido a que en la actualidad, Internet es casi un lujo para la mayoría de la población, el nivel de las personas que usan el contacto internético suele ser socioculturalmente alto. El swinger promedio tiende a ser muy abierto, muy poco conservador y no permite que sus creencias religiosas le impidan pasar un buen rato tanto a él como a su pareja -o al revés-. Y encuentras todo tipo también de personalidades: fumadoras, no fumadoras, deportistas, amantes de la música y de la buena mesa, altas, delgadas, bajas, llenitas, jóvenes y maduras, guapas y no tanto, atléticas, intelectuales, en fin, toda la gama de posibilidades del quehacer humano.

 


OK; ponemos un anuncio o contestamos uno. ¿Qué debemos decir?


Siempre la verdad. Descríbanse tal y como son y pon muy en claro desde el inicio qué es exactamente lo que están buscando. Sean específicos aunque para ello no hace falta ser descortés o grosero. Si pones un anuncio, una foto descriptiva hará aumentar las respuestas de una forma exponencial y no, no tienen que ser fotos de desnudo o de "acción" si no lo deseas así, aunque claro, mientras más "sexys" más atractivas resultan.
Aunque a muchos le parezca lo contrario, erotismo no es lo mismo que pornografía. Trajes de baño sugestivos o lencería fina resultan atractivos para la mayor parte de las personas que podrían contestar tu anuncio. Cuando contestes algún anuncio, no envíes de inicio fotos más íntimas ni tu número de teléfono hasta convencerte de que la o las personas del otro lado son reales y son bien intencionadas y honestas. Hay personas que lo único que quieren es coleccionar fotos sexys o intercambio de correspondencia "caliente" sin comprometerse a la acción en vivo; es cuestión de preferencias personales.

 


Bien. Contestamos nuestro primer anuncio. ¿Cómo hacemos la primera cita?


Te recomendamos acuerden la primera entrevista en un lugar neutral (un restaurant o café). Esto te da la libertad de decir "No, gracias" y darte la vuelta si las cosas no funcionaran como es debido. Previamente, acuerda con tu pareja un código de "entendimiento": que tu esposa pida, por ejemplo, otra copa significaría "sí", que te diga que tiene que hablarle a la niñera o a la hermana significaría que "no", que se acomode quiere decir "quizás", y así por el estilo. Sean puntuales -las buenas maneras son muy importantes para disipar tensiones y hacer que todo mundo se sienta más cómodo- y sean muy específicos en las señas personales de cada quién para encontrarse -modelo o tipo de automóvil, vestido, etc.- aunque probablemente para ese momento, sepan mutuamente por las fotos como son físicamente.

 


Ya nos entrevistamos y todo parece estar bien; ¿qué sigue?


Si todos están de acuerdo -recuerda, NO es NO todo el tiempo- hablen libremente de las reglas del juego. No permitas que la natural timidez deje asuntos pendientes que más tarde puedas lamentar. Recomendamos ampliamente el uso de hoteles o departamentos contratados exprofeso para este tipo de actividades, en lugar de llevar a extraños a tu casa. Ya después, el tiempo dirá, pero no necesariamente querrás compartir con tus nuevos conocidos más que un buen rato en la cama. Póngase de acuerdo en los detalles: un cuarto para todos o un cuarto para cada pareja, uso obligatorio de condones -altamente recomendable-, tiempo para las actividades, etc.

 

 


¿Y los contagios de enfermedades?


Contra lo que muchos podrían pensar, el medio swinger parece estar en el grupo de población con menos enfermedades venéreas, precisamente por ser llevado este estilo de vida por personas de alto nivel educativo promedio. Actualmente, no cualquiera puede acceder a Internet lo que de entrada, pone un cierto filtro aunque no es garantía de nada,

Todos tenemos la responsabilidad de cuidarnos, el uso del "CONDON" es "OBLIGATORIO" bajo ninguna circunstancia debe ser omitido

 


¿Qué otro tipo de riesgos puede haber por este tipo de contactos?


El primero y más usual -aparte obviamente de las enfermedades venéreas- es "el cotorreo", personas no honestas o mal intencionadas y que suelen abundar en los sitios web de anuncios gratuitos, los que equivalen a escribir un número de teléfono en la pared de un baño público. Hay personas que, por ejemplo, solo por morbo o curiosidad hacen cita con la pareja de incautos tan sólo para no llegar a la cita o aún peor, llegar maliciosamente escondidos para ver quién o cómo se ve la pareja engañada.
Hay también personas que se proponen como pareja swinger pero en el momento de la cita resulta que, "mágicamente", la esposa no pudo llegar o no tuvo con quién dejar a los niños. Y también existen los conspiradores, swingers solteros de ambos sexos que se hacen pasar como pareja o matrimonio para engatusar a los novatos. Por ello, insistimos, es conveniente reunirse en un lugar público sin compromiso formal para nadie y platicar, platicar mucho; de ese modo, cualquier sospecha puede ser desechada...o confirmada. Y por último, están los bromistas -en nuestro sitio no hay forma de que entren-, aunque éstos son relativamente raros en la Internet por el hecho de que siempre sabrás de dónde te llegó un mensaje, aunque debemos prevenirte que con la proliferación de redes en las grandes compañías, suceda que te lleguen mensajes enviados desde una dirección de correo electrónica que no es necesariamente privada. Por ello, recomendamos que tu primera réplica sea exploratoria hasta que certifiques que la otra persona es real y no un "fraude". PIENSA MUCHO ANTES DE DAR TU TELEFONO O DIRECCION DE TU CASA.
Y en el modo de Chat, muy adictivo para ciertas personas, Internet se vuelve realmente una plaza pública. Aunque te parezca que estás "hablando" con una persona en particular, recuerda que todos quienes se encuentren en ese momento en el Chat-Room podrán ver lo que pones en pantalla. Así, que cuidado con los bromistas cuando estés en el modo de Chat o IRC.

 


Mi esposa o yo estamos un poquito pasados de peso. ¿Debemos reducir de medidas para poder swingear?


No estaría mal, por cuestiones de salud personal y autoestima, pero no permitas que esos kilitos de más te detengan en la exploración de su sensualidad. No es improbable que encuentres parejas o personas solteras más que dispuestas a pasar un buen rato con ustedes sin que las "llantitas" ajenas les estorben, aunque sí debemos decirte que los matrimonios delgados y bien proporcionados son los más solicitados.

 



¿Cuál es el secreto para llevar una vida swinger exitosa?


¡Comunícate! Habla con tu pareja, habla con otros swingers y sé tan atento y cortés con tu esposa como lo debes ser con la otra pareja. Según estudios recientes llevados a cabo en la Universidad de California (USC), el 85% de las parejas swingers entrevistadas refirieron haber mejorado de una forma notable su relación de pareja después de iniciarse en este estilo de vida, tanto en lo sexual como en lo afectivo; sus relaciones sexuales de pareja, aun después de años de casados, tienen una frecuencia de cuatro veces por semana, muy superior al promedio en los Estados Unidos y muchos describen su relación personal como más cálida e íntima, al haberse convertido en "cómplices" además de esposos. Y es natural, porque si una pareja puede discutir abiertamente su vida sexual, es lógico que puedan discutir -y solucionar- cualquier otro problema de la vida cotidiana en común. Pero es importante poner énfasis en lo siguiente: Si una pareja tiene ya problemas graves, el swingear no es la solución. El estilo de vida swinger es para parejas que se aman, que se aceptan como son y que tienen consideración del uno por la otra.
¡Diviérte y haz que los demás se diviertan!